Sanidad pública vs Sanidad privada. Ventajas y desventajas

Sanidad pública vs Sanidad privada
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Pretendemos abordar el eterno debate entre la salud pública y la privada que se plantean todos los profesionales, especialmente los del sector sanitario. Analizaremos las ventajas y desventajas de cada uno y explicaremos sus principales diferencias.

Con este artículo queremos poner a vuestra disposición toda la información necesaria a la hora de tomar una decisión que será tan trascendental para vuestro futuro, aunque hay que tener en cuenta que siempre se puede pasar de un sistema a otro, a pesar de que el proceso no sea nada fácil.

Para poder comparar las dos modalidades de trabajo vamos a establecer tres puntos comunes que son los que analizaremos con el objetivo de que tengáis claro porque opción os vais a decantar. Estos puntos son:

  • Forma de acceso
  • Salario
  • Desempeño laboral

Este, como todo sabemos, está formado por el conjunto de entidades que proporcionan asistencia sanitaria al ciudadano, con independencia del gobierno. Son empresas privadas a las que el ciudadano contribuye generalmente mediante la suscripción a un seguro de salud.

En definitiva, son empresas que prestan servicios sanitarios a cambio de una retribución por parte del paciente (cliente), esto es importante tenerlo claro para avanzar con los siguientes conceptos.

Forma de acceso a la sanidad privada

Para acceder a cualquier centro sanitario privado el procedimiento será similar al que hay que seguir para cualquier otro trabajo privado, atravesaréis un proceso de selección en el que os harán una entrevista, una dinámica de grupos o cualquier otra prueba para que el seleccionador de personal se decida por un candidato. Una vez que este elija a un trabajador este puede llegar a atravesar un período de prueba, que si es superado puede convertirse en un contrato laboral. En definitiva, lo que es un trabajo para el sector privado de toda la vida.

Como en cualquier otro trabajo existe la posibilidad de que en cualquier momento este sea liquidado o los responsables de la empresa decidan prescindir de ti, es decir, que el empleo en la sanidad privada es menos estable y seguro que en el sector público.

El salario en la sanidad privada

Seguramente más de uno ha llegado a este punto buscando una cifra, y sintiéndolo mucho aquí no la vais a encontrar, ya que como en cualquier otra empresa lo que cobra un mismo profesional sanitario en un hospital privado y en otro, aunque sus funciones sean las mismas y su puesto también, no es igual.

Esto se debe a la inexistencia de convenios, por lo que dos enfermeras, por ejemplo, pueden cobrar sueldos muy diferentes en función de los factores en los que se basen los responsables a la hora de definir ese salario; lugar geográfico, empresa a la que pertenecen, etc.

Pero a la hora de la verdad, ¿Cómo es trabajar en la sanidad privada?

Muchos de los que hayáis llegado hasta aquí estaréis pensando: “sí lo anterior está muy bien, pero yo lo que quería saber es, ¿Cómo va a ser mi día a día dependiendo de si trabajo en un Hospital público o privado?”

Pues cabe mencionar que a pesar de que entre lo dos existen numerosas diferencias, la principal es el tamaño, siendo los privados evidentemente los más pequeños, en esta desigualdad se fundamentan los principales aspectos del día a día del profesional sanitario, y es que un profesional que trabaje en sanidad privada tendrá menos pacientes al día que en uno público, ya que el número de suscriptores a seguros privados de salud es mucho menor que el número de usuarios de el sistema público.

Esto se traduce en un mayor tiempo para atender a los pacientes y además estos hospitales suelen estar más equipados por lo tanto el tratamiento es más eficiente, en definitiva, el trato en esta sanidad es más personalizado con el paciente fundamentalmente por el tiempo que le puedes dedicar.

Sistema Nacional de Salud (Sanidad Pública)

Este se fundamenta en el conjunto de entidades que prestan servicios sanitarios a la ciudadanía dependiendo del gobierno.

Forma de acceso a la sanidad pública

El proceso que hay que seguir para llegar a formar parte de este sistema de salud y trabajar en él, es su punto fuerte.

Como seguramente todos sabréis, hay que pasar por una fase de concurso-oposición, que te llevará a la obtención de un puesto en unas bolsas de trabajo, las cuales te irán facilitando trabajo temporal como interino hasta que finalmente llegues a obtener tu plaza.

En este punto es donde empieza lo bueno de este sistema, ya que una vez que ya tienes una plaza, gozarás de una estabilidad total y podrás disfrutar del hecho de que salvo causa extraña tendrás un trabajo para siempre.

Como podéis suponer, todo este proceso de oposición, bolsas de trabajo, etc. Es más largo que pasar un proceso de selección, por lo que podemos decir que es más fácil obtener un empleo en la sanidad privada más que nada por cuestión del tiempo que te lleva lograrlo en una y en otra.

Además, también es más fácil rotar entre puestos de trabajos en el sector privado, teniendo la posibilidad de explotar diferentes oportunidades profesionales.

El salario en la sanidad pública

Sentimos deciros que aquí tampoco vais a encontrar una cifra, ya que estamos seguros de que los que arriba la buscabais aquí ya contabais con tenerla y es que a pesar de que los sueldos de los profesionales sanitarios si que son establecidos y fijados por convenio, no son iguales en todas las Comunidades Autónomas de España, ya que son ellas las que tienen las competencias en el sector sanitario público.

A pesar de esto os podemos decir que el sueldo de una enfermera, por ejemplo, consta de un sueldo base al que hay que sumar otros aspectos como el destino geográfico, la especialidad, los servicios que le toquen desarrollar, etc.

En la actualidad los profesionales sanitarios que tiene un salario más alto (por lo general) teniendo en cuenta todos los aspectos mencionados, son los de la Comunidad de Madrid (SERMAS).

Y, ¿Cómo es el día a día en la Sanidad Pública?

Pues tal y como os lo estaréis imaginando es todo lo contrario a la sanidad privada.

Los centros son más grandes, con muchas más camas y pacientes, y a pesar de que en los Hospitales públicos siempre hay más personal, siempre existe una mayor proporción de pacientes por médico que en uno del ámbito privado, esto se traduce en menos tiempo para atender a cada paciente y un trato menos personalizado.

Es el momento de tomar una decisión, es el momento de Formantia

Desde Formantia pensamos que elijas lo que elijas será producente para ti, pero la decisión más importante que debes tomar, independientemente del sistema de salud que escojas, es seguir formándote y nosotros en esto somos especialistas y vamos a ayudarte.
Gracias a nuestro Método mediante el cual podrás preparar tus oposiciones y cursos de formación continuada CFC, que son baremables para la fase de concurso o simplemente para seguir estando a la vanguardia de vuestra profesión.

Así que, ¿por qué no te unes a Formantia? y comienzas a preparar tu futuro con los mejores especialistas del sector sanitario.

About Omar Diaz